Know Your Limits and Respect Them

Last week and this week, so far, have been challenging weeks between flying a lot and finalizing my manuscript which I must say, I have high respect for editors because editing your own work even after your work has been edited is not easy. It can be challenging juggling many things at once. It is great to have many goals and if I were to list the ones I have at this moment, you would agree that they are a lot. The exhaustion I felt, my eyeballs hurting from all the reading as well as feeling stressed leads me to writing this post- it is important to know your limits and respect them.

No matter how many goals you may have, know that even though the sky indeed is the limit, because you are only human you have certain limits and it is important to respect them. It’s possible to achieve so much, it’s possible to get many things done but not all at once.

Remember that the more you want and do, the more you need to pause, relax, and have breaks. This is not about being lazy, not at all. This is about you not burning out. If you allow stress to get to you, in the end you will be no good. It is important to remember that no matter how many things you want to accomplish, you can only do what you can do and you still need to be proud of yourself for that.

We all have certain limits and this is because we are only humans, not machines. Even machines if they are pushed to the limit they break down. We all have certain limits because of time since we only have 24 hours in a day. We all have certain limits because of our body in the sense that you never want to push your body too far. The best way to not get burned out, not get yourself sick and not be overwhelmed is by knowing your limits and respecting them.

Your body will tell you when you are reaching your limit. If you feel terribly exhausted or even sick, you know you have reached your limit. If you are starting to feel angry and irritable, you are reaching your limit. If you are no longer enjoying what you are doing, you are reaching your limit. You will receive feedback when you are reaching your limit.

You respect your limits by mentally reminding yourself that you are doing the best you can. By still giving yourself a pat on the back for what you have accomplished during the day. You do this by taking breaks when needed and not being so hard on yourself when you didn’t accomplish a certain thing you wanted to accomplish that day. You respect your body when it is tired and give your body all it needs in order to keep itself strong. Remember that your body is your primary vehicle and if that isn’t working, nothing will work. Rome was not built in one day and so whatever it is that you are wanting to do will take time. You will always be a work in progress.

So far I respected my limits by sleeping as much as I needed since my sleep was a bit compromised. Since I enjoy cooking, I made myself some delicious meals. I remind myself that I am doing the best that I can even if I am unable to keep up with some of the things that I had in mind to do, like blog last week. I had to remind myself that I am only human and as such, I am not perfect and that’s ok. It’s ok not to be perfect and not doing things exactly as I said to myself that I would. This is the same that I encourage you to do.

Knowing your limits and respecting them is a must for your well-being. If you try to be superman or superwoman, you will find yourself all burned out real quick. It’s best to be like the tortoise and be slow but steady. That’s how you get further in life. This doesn’t mean laziness, let me clarify, this just means that you don’t burn yourself out trying to do so much all at once.

You can read the blog on your Kindle by clicking on the Amazon Kindle store at https://www.amazon.com/Live-MaxTM-Viva-al-m%C3%A1ximoTM/dp/B00NK1JOJ4 and you can listen to my online radio show at http://www.blogtalkradio.com/AuraEMartinez.

Qué hacer cuando no hay un cierre

El cierre es muy importante por muchas razones y todos nosotros lo necesitamos cuando algo ha llegado a un final. Tome como ejemplo cuando es nuestra hora de irnos. El propósito de los funerales es de darnos un sentir de un cierre, llegando a la realidad de que la persona físicamente ya no está en esta tierra por más dolorosa que sea esta realidad. Este mismo concepto aplica a todo en la vida y esto afecta su bienestar.

Cuando algo ha llegado a un final, lo que sea que haya llegado a su final, un cierre es necesario. Es necesario tener ese momento o palabra final que lo ayudará mental y emocionalmente llegar al término de lo ocurrido. Ya sea la ruptura de un matrimonio o de una relación, de una amistad, la perdida de un trabajo, etc. es ese cierre lo que eventualmente lo ayudará a seguir hacia adelante. Quizás en el momento usted no está conforme con el cierre, aún cuando lo haya tenido, pero con el tiempo usted verá la bendición que eso fue.

Hay momentos en los cuales no hay un cierre y esto para algunos puede ser doloroso. Puede ser doloroso cuando alguien termina una relación con uno sin una explicación concreta. Cualquier cosa que termina de repente sin advertencia y sin razón puede ser doloroso. ¿Qué se debe de hacer en estos casos? La respuesta es que usted se tiene que dar su propio cierre.

El cierre lo ayuda a seguir hacia adelante. Desafortunadamente no todos tienen la madurez o la fortaleza de darle un cierre decente que usted necesita. Es en estos casos que es necesario darse su propio cierre. ¿Cómo? Al principio es sólo normal el repetir una y otra vez en su mente lo ocurrido para tratar de entender qué usted hizo mal y qué pudo haber hecho diferente. Le puedo decir por experiencia propia que aunque esto en algunos casos puede ayudar, en estos casos en donde la persona no le dio ninguna advertencia de lo que iba a pasar, no vale la pena que usted gaste su energía tratando de analizar lo que pasó.

Como seres humanos tenemos fallas por naturaleza. Cada uno de nosotros cargamos un equipaje. Algunos equipajes pueden pesar más que otros. Sería bonito si algiuen lleva un equipaje ligero. El equipaje que me refiero son los problemas que todos nosotros tenemos. La clave es de no tener tantos problemas que interfieran con nuestro bienestar y de siempre estar dispuesto a lidiar con ellos. Con esto en mente, siempre recuerde que el 95% de las cosas que los demás hacen no tienen nada que ver con usted. Voy a repetir esto, el 95% de las cosas que las personas hacen no tienen nada que ver con usted. Las personas responden, viven y se comportan según cómo piensan y cómo se ven a ellos mismos. Lo que los demás dicen sobre usted, lo que ellos hacen y cómo responden a ciertas cosas no es su problema.

Con esto dicho, habrá aquellos quienes se comportarán y reacionarán de manera que uno nunca va a entender. Con tal de que usted sepa que ha sido honesto, amoroso y todas las cosas positivas con esa otra persona, si por cualquier razón la otra persona se comporta de manera que lo hiere, sepa que aquellos quienes no pertenecen en su vida tienen que irse de su vida. Cualquier persona que no lo valora como persona, no valora su amistad, no valora lo que tiene que ofrecer, USTED ES BIEN AFORTUNADO. Permíteme que lo repita, ¡usted es bien afortunado! Es necesario para su bienestar que usted deje de permitir que la falta de un cierre de los demás, que su falta de visión o sea, que al ellos no ver su valor y que su comportamiento, lo hiera a tal punto que una parte de usted se va por eso.

Bendiga aquel que se va de su vida, ¡es una bendición, no un castigo! Siéntase agradecido por cualquier persona que le haga mal, ¡él/ella le está enseñado una lección y usted ya conoce quien es esa persona y en donde pertenece lo cual es fuera de su vida! Siéntase dichoso cuando una persona no puede ver su valor, ¡él/ella ya le está diciendo que no juega ningun papel en su vida! Dése su propio cierre al saber que usted siempre es ganador con cualquier “desdicha”. Dése su propio cierre al saber que usted hizo el bien a la otra persona y que por lo tanto, su karma está bien. Dése su propio cierre al saber su valor. Es necesario para su bienestar.

El cierre es una parte esencial de nuestro bienestar porque nos confirma de que algo ha llegado a su final. Sin embargo, cuando a usted no se le da un cierre o cuando un cierre no le da satisfacción, es necesario que usted se de su propio cierre al saber su valor, sabiendo que usted SIEMPRE es ganador cuando algiuen se va de su vida o cuando cualquier puerta se cierra. Déle gracias a Dios por aquellos que se han ido y por esas puertas cerradas, le están dejando espacio para que las personas y cosas que sí son para usted lleguen.

Usted puede leer el blog en su Kindle haciendo clic en la tienda Amazon Kindle en https://www.amazon.com/Live-MaxTM-Viva-al-m%C3%A1ximoTM/dp/B00NK1JOJ4 y puede escuchar mis pláticas en la red en http://www.blogtalkradio.com/AuraEMartinez.