¿Será que los bienes justifican la arrogancia?

He escrito sobre muchos temas cuando se trata del bienestar. Tuve una conversación interesante hace dos semanas atrás que me dejó pensando en esta misma pregunta “será que los bienes justifican la arrogancia?. De donde vino esta conversación? Vino del hecho de que una persona mencionó que una persona específica tenía el derecho de ser arrogante porque tiene los bienes para ser arrogante. No pude está más en desacuerdo y según usted va leyendo, usted entenderá cómo esto afecta su bienestar.

Una cosa que tengo que escribir es que no hay nada de malo con dar el crédito a quien se lo merece. Si una persona adquirió una habilidad particular que puede ser difícil de aprender, que bueno. Si una persona tiene un talento específico, que bueno. Si una persona tiene varios títulos, que bueno. Si una persona es físicamente hermosa, que bueno. Sin embargo,  nunca ningunos “bienes” justifican el ser arrogante. Para lo que escribo hoy, cuando escribo “bienes” me refiero a cualquier habilidad, talento o atributo que para muchos pueden ser atractivos.

¿Qué esto tiene que ver con el bienestar? Para comenzar, fuimos creados para estar conectados con los demás. Fuimos creados para sentir amor y dar amor. No hay manera para conectarnos con los demás a travez de la arrogancia. No hay manera de dar amor desde este punto. Tengo que añadir que al contrario de lo que muchos pueden creer, la arrogancia no es una señal de alta autoestima ni de seguridad, es en realidad lo contrario. Es una señal de debilidad y de inseguridad. La persona realmente segura de si misma no tiene que pensar que es mejor que los demás. La persona realmente segura de si misma no tiene que mirar ni tratar a los demás como si fueran inferiores. Cada persona tiene sus propios talentos y su propia belleza y estos son para ser aceptados, no verlos como cosas inferiores porque quizás no son tan “buenos” como el de otra persona. La arrogancia es desconexión. La arrogancia divide. El bienestar es conexión, es unión. Es bueno formar conexiones con los demás desde el punto de usted valorar lo que los demás tienen y saben aún cuando son diferentes a lo que usted tiene y sabe.

No hay ninguna ventaja en ser arrogante. Esto sólo demuestra que usted se siente inferior, no superior y es una señal de debilidad. Ningunos “bienes” justifican la arrogancia no importa cual sean esos bienes. Al final, lo que usted hace con esa arrogancia es alejar personas hermosas de usted.

Usted puede leer el blog en su Kindle haciendo clic en la tienda Amazon Kindle en https://www.amazon.com/Live-MaxTM-Viva-al-m%C3%A1ximoTM/dp/B00NK1JOJ4 y puede escuchar mis pláticas en la red en http://www.blogtalkradio.com/AuraEMartinez.

La diferencia entre merecer y derecho

La semana pasada escribí sobre el tema del merecer y seguía explicando cómo usted merece lo que usted desea y necesita. Escribí que cuando se trata de merecer, lo que realmente determina esto es cómo usted piensa y siente que merece y esto tiene mucho que ver con su autoconcepto y autoestima. A causa de que tiene que ver mucho con el autoconcepto y autoestima, esto tiene un efecto en su bienestar en general. Sin embargo, hay una linea muy fina y es importante el darse cuenta de esta linea. Esta linea fina es el sentir que tiene derecho lo cual es lo contrario del merecer y viene de otra postura que la postura del merecer. El sentir que tiene derecho no es tan beneficioso para su bienestar ni para el bienestar de los demás y es de esto que voy a escribir hoy. Y antes de comenzar, ya que en inglés esto tiene un significado diferente al español, para lo que escribo hoy, cuando escribo la palabra “derecho”, no me refiero a derechos humanos ni nada por el estilo. Me refiero a cuando una persona siente que tiene derechos por ser “superior” o que se “merece” sin luchar por lo que quiere, etc. Espero que esto pueda aclarar el significado de “derecho” para lo que escribo hoy.

El merecer viene de una postura de tener un autoestima saludable y balanciado. Viene del saber que usted es una persona amada con mucho que ofrecer a este mundo y que al ser el ser único que es, ya lo hace una persona de valor. El sentir que tiene derecho viene del ego, viene de una postura de inseguridad, del egoismo y todo esto lo debilita como persona. ¿Cómo así? No hay manera de tener control de si mismo cuando usted permite que su ego lo domine. Hice una investigación en Google sobre la definición de la palabra “derecho” y creo que esta definición nos da la clave sobre la diferencia entre merecer y derecho. Según Google, “el derecho” significa “una creencia de que por naturaleza se merece ciertos privilegios y tratos especiales”. Ahí esta la clave- “privilegios y tratos especiales“. Usted merece lo bueno pero no es saludable el pensar que usted merece tratos especiales en comparación a los demás.

¿Cómo es que el sentir derecho puede perjudicar su bienestar al igual que el bienestar de los demás? Piense en esto, todos somos por naturaleza egoísta. Esto no tiene que ser algo necesariamente malo pero somos de esta manera. Siempre miramos a los demás por lo que nosotros podemos obtener de ellos. Esto puede ser bueno o malo, todo depende. Es por este hecho que una persona que se sienta con derechos puede comportarse de manera que no es buena hacia los demás, se puede comportar como si fuera mejor que los demás y al final del día, ¡¿quien quiere estar con una persona así?! Esta manera de pensar y de comportar afecta su bienestar social.

En este mundo fuimos creado para ayudar uno al otro y de ayudarse a crecer. El ser una persona que se cree con derechos no le permite dar mucho a los demás porque la única persona en el cual usted piensa es en usted mismo. Esto le puede nublar su sentido de propósito. Esto le puede prevenir de tener una vida significativa porque parte de tener una vida significativa es el tener una vida con propósito. También, una persona que se sienta con derechos no tiene palabras bonitas que decir a los demás. Hasta en la manera más pequeña usted tiene un efecto en los demás. ¿Por qué no hacer ese efecto bueno?

El sentir que usted tiene derechos lo puede hacer intolerante hacia los demás. ¿Cómo así? Bueno, cuando usted se siente con derechos, ya que viene de una postura de sólo pensar en usted mismo, usted no tiene la empatía para entender a los demás. Un ejemplo perfecto de esto es cuando alguien va al restaurante comportandose como si fuera el único cliente que el mesero está sirviendo. Una persona que se siente con derechos sería impaciente y hasta no sería amable con el mesero si siente que duró mucho para atenderlo.

El merecer y el sentir que tiene derechos…hay una linea fina entre los dos porque por un lado usted merece cosas lindas en la vida pero es importante el mantener este sentir en control para prevenir que usted cruce esa linea del sentir derechos. Nunca se crea mejor que los demás o más merecedor que los demás porque no es así. Los demás son tan importante como usted no importa su estado económico, su condición física, su etnicidad, etc. Si usted de alguna manera se encuentra cruzando esa linea, para su bienestar al igual que el bienestar de los demás, vuelva al saber que usted merece cosas buenas y siéntase agradecido por las bendiciones que tiene.

Usted puede leer el blog en su Kindle haciendo clic en la tienda Amazon Kindle en https://www.amazon.com/Live-MaxTM-Viva-al-m%C3%A1ximoTM/dp/B00NK1JOJ4 y puede escuchar mis pláticas en la red en http://www.blogtalkradio.com/AuraEMartinez.