Lo positivo y lo negativo en todo

He estado pensando y me he preguntado por qué para la mayoría de las cosas grandes tienen que haber un lado negativo. Estuve haciendo ejercicios esta mañana y aunque me encanta hacer ejercicios y esto ayuda a mi salud, mi cabello se pone feo, según yo. Esto me hace sentir como si tuviera que elegir entre mi cuerpo y mi cabello. Lo mismo con otras decisiones que tengo que tomar, hay lados positivos y negativos en todo. Esto me hace preguntar el por qué de esto y es de esto que se trata lo que voy a escribir hoy.

Creo que la mejor comparación para describir cómo es la vida es una batería- tiene su lado positivo y negativo. La batería, para poder funcionar como se debe, necesita de los dos lados. Si los dos lados fueran positivo o negativo, no podría funcionar bien. Por más que quisieramos que en la vida todo fuera positivo, no podría funcionar bien si no existiera lo negativo.

Entonces, ¿cuál es el propósito de tener los dos en la vida? Los dos ayudan a balancearse. Esto va con todo en la vida. Usted no puede entender lo que es la verdadera felicidad si no sabe lo que es el sufrimiento. No puede realmente comprender lo que es la verdadera abundancia hasta que no le falte las cosas. No puede realmente valorar su cuerpo hasta saber lo que es enfermarse. No puede valorar el papel que juega una persona en su vida hasta que lo extraña. Ciertos lugares necesitan el lado negativo porque de lo contrario si el lugar le fuera bien para todo el mundo, habrá problemas ya sea ese problema una sobrepoblación o un lugar con mucho estrés, etc. Esto es lo que hace el tener lo bueno y lo malo, ayuda a balancear las cosas.

El balance es lo que contribuye a su bienestar y es una clave. Necesita de los dos lados para poder tener balance en la vida. Es el balance lo que ayuda a que las cosas funcionen en armonía. Esta fue la intención de la naturaleza.

El tener lo negativo junto con lo positivo puede sacar la parte creativa en uno. Esto es porque lo negativo hace que uno busque soluciones de cómo lidiar con la situación. Por ejemplo, tengo que tener creatividad con mi cabello para que aún se vea bonito después de hacer ejercicios. Ciertas cosas sacan ese lado creativo en uno lo cual es bueno.

Entonces, si esta fue la intención de la naturaleza, ¿cómo uno puede lidiar con lo positivo y lo negativo cuando uno toma ciertas decisiones? Cuando se trata de tomar una decisión, usted tiene que ver qué pesa más para usted. Es cuestión de saber quién usted es y de saber qué importa más para usted.

Cuando se trata de casos en donde lo negativo de algo impacta enormemente su bienestar, si es una decisión que usted tomó de tener esa cosa positiva en su vida pero tiene que pagar un precio bien alto, entonces usted se tiene que moldear a lo negativo. Lo que quiero decir con esto es que tiene que buscar la manera de trabajar con lo negativo. Por ejemplo, si tiene un trabajo que afecta su salud a causa del horario de trabajo, crea su vida alrededor de su horario y haga cosas que caben en su vida. El punto es de trabajar con lo que tiene y hacer lo más que puede con él.

La vida es como una batería con sus lados positivos y negativos y los dos se necesitan para que las cosas funcionen en armonía. Los dos lados se necesitan para tener balance en la vida. Le animo a que comience a ver todo desde esta perspectiva.

Usted puede leer el blog en su Kindle haciendo clic en la tienda Amazon Kindle en https://www.amazon.com/Live-MaxTM-Viva-al-m%C3%A1ximoTM/dp/B00NK1JOJ4 y puede escuchar mis pláticas en la red en http://www.blogtalkradio.com/AuraEMartinez.

El problema con un asunto no resuelto

Una de las cosas que puede arriunar el bienestar sin uno darse cuenta es cualquier asunto no resuelto y es de esto que voy a escribir.

¿Por qué escribir sobre asuntos no resueltos? Porque asuntos no resueltos le pueden prevenir de vivir una vida plena. Asuntos no resueltos pueden hacer que usted aleje todo lo bueno y usted no entender el por qué. Asuntos no resueltos pueden hacer que usted persiga todo lo que no es bueno para usted y no entender el por qué. Asuntos no resueltos pueden hacer que usted tenga algo que lo esté lastimando y que se haga difícil de desprender. Asuntos no resueltos pueden hacer que usted haga algo, acepte personas y circunstancias que no son saludables y que lo lleva a decisiones destructivas para usted. No estoy exagerando, lo PUEDE llevar a decisiones destructivas para usted.

¿Cómo una persona puede saber si tiene asuntos no resueltos? Creo que la mejor manera es prestando atención a cómo está su vida. Preste atención a lo que usted está atrayendo, preste atención a lo que usted ha aceptado en su vida, preste atención a sus relaciones y preste atención a cómo usted se siente y piensa de usted mismo. Nosotros aceptamos lo que pensamos que merecemos. Nosotros aceptamos que lo sentimos que merecemos. Cuando usted sabe que merece mejor, usted no acepta nada que sea menos que lo mejor. En base a cómo usted se ve a si mismo y cómo ve su vida, eso es lo que usted tiende aceptar.

¿De dónde vienen los asuntos no resueltos? ¿Cómo es que se llega a ese punto? Hay muchas cosas que puede llevar a uno tener asuntos no resueltos. Puede ser de su ñiñez, de sus padres, la manera que fue tratado en la escuela, cualquier rechazo que occurió en el pasado, cualquier fracaso y la más importante especialmente después de ser adulto, su percepción. La percepción es muy importante porque su percepción de cualquier cosa lo es todo. Lo que le sucede a uno no es lo que importa mucho, es la manera que uno percibe lo ocurrido lo que importa más. La manera que usted llega al punto de tener asuntos no resueltos es que cuando algo pasa, usted talvez no le dió mucha mente a lo que pasó y no procesó cómo algo lo hizo sentir y sus pensamientos de lo ocurrido, las lecciones, etc. Es importante el darle espacio a las cosas- darle espacio a usted mismo al igual que a lo ocurrido para que usted pueda procesar lo que pasó. La mejor manera de resolver algo es procesandolo. Es un error el echar estos asuntos a un lado, el sustituir lo que le hiere por otra cosa sin primero aprender la lección y después seguir hacia adelante. Es así cómo muchos sin darse cuenta y sin querer hieren a los demás.

Asuntos no resueltos…es necesario lidiar con estos asuntos y seguir hacia adelante. Una vez más, es un error el echar estos asuntos a un lado, el sustituir lo que le hiere por otra cosa sin primero aprender la lección y después seguir hacia adelante, un error muy grande el entumecer sus emociones con alcohol, drogas, comida o cualquier cosa que no sea saludable. Si usted no quiere que esos asuntos vuelvan a su vida, es mejor aprender y crecer de ellos.

Usted puede leer el blog en su Kindle haciendo clic en la tienda Amazon Kindle en https://www.amazon.com/Live-MaxTM-Viva-al-m%C3%A1ximoTM/dp/B00NK1JOJ4 y puede escuchar mis pláticas en la red en http://www.blogtalkradio.com/AuraEMartinez.

Usted está recibiendo un buen trato y usted todavía no se da cuenta

Es interesante que de todas las cosas que he escrito lo que más se lee es “Por qué será que la gente buena sufre tanto?” lo cual publiqué hace unos meses atrás. Parece ser que hay personas que buscan escribiendo palabras como “tristeza” y “vida”. Esto es lo que me lleva a escribir lo que estoy escribiendo hoy.

La vida no es siempre justa, sin embargo, la vida es lo que usted hace de ella. Como sea que usted se ve a si mismo y su relación con el mundo y los demás, así será su vida. Es aqui en donde su autoconcepto y su autoestima juegan un papel grande. Su autoconcepto es cómo usted se percibe, lo que piensa de usted mismo mientras el autoestima es cómo usted se siente de usted mismo. Estos dos, aunque signifiquen diferentes cosas, los dos van de la mano. Uno afecta el otro. Menciono esto porque un autoestima bajo y un autoconcepto pobre le impiden de ver lo bueno.

Yo personalmente no creo que la gente buena sufre tanto. Si usted es una persona sensible y sólo se enfoca en lo que no está funcionando y en las cosas que fallaron, claro que usted va a sufrir tanto. El creer que usted sufre tanto lo lleva a un estado de sentirse como la victima y esto es equivalente a usted estar en el asiento del pasajero de un carro. En este caso, usted permite que las circunstancias, las personas y las emociones estén en el asiento del conductor, determinando que ruta va a tomar y de que lado va a doblar. El estar en el asiento del pasajero lo pone a usted en una desventaja porque asi como el pasajero en un carro ve los paisajes pasar, usted ve pasar su vida de manera pasiva mientras se regodea en lo que no funcionó.

Creo que es importante el estar al pendiente del papel que usted juega en su vida. Aún cuando algo no resultó cómo usted quería, piense en el papel que usted jugó en todo. Tome responsabilidad sobre su vida. En vez de permitirse en caer “victima” de las cosas que suceden o en vez de enfocarse en cosas que no le sirven, tome la decisión que usted va a tomar el control sobre usted mismo. Usted no tendrá el control de todo lo que le suceda fuera de usted mismo pero usted tiene el control sobre usted mismo. Usted tiene el control sobre las decisiones que toma, sobre sus pensamientos y de sus emociones. Usted tiene más control de lo que usted piensa. Es hora de que usted deje de pensar de que las personas buenas sufren tanto y comience a creer que está recibiendo un buen trato cuando algo no resulta cómo usted quería. Crea que usted merece lo que quiere y que las cosas están funcionando a su favor aun cuando las cosas no resultan como uno quiere. Si usted necesita trabajar con su autoconcepto y su autoestima, entonces hazlo. En cada situación que no resulta como usted quiere, aun si a usted lo hace sentir triste, usted está recibiendo un buen trato y usted todavía no se da cuenta.

Usted puede leer el blog en su Kindle haciendo clic en la tienda Amazon Kindle en http://www.amazon.com/Live-MaxTM-Viva-al-m%C3%A1ximoTM/dp/B00NK1JOJ4 y puede escuchar mis pláticas en la red en http://www.blogtalkradio.com/AuraEMartinez.

El valor de nuestras faltas

“¡¿Se habrá vuelto loca Aura por lo que escribe esta vez?! ¡¿Qué tiene que ver nuestras “faltas” con nuestro bienestar?!” a lo mejor se está preguntando sobre lo que estoy escribiendo esta vez. Siga leyendo y usted va a ver cómo sus “faltas” o lo que usted percibe como faltas tiene que ver con su bienestar.

Creo que cualquier cosa que tenga hasta un pequeño impacto en sus emociones, sus pensamientos, su estado físico, su estado espiritual, tiene que ver con su bienestar. Creo que muchos de nosotros sufrimos a causa de lo que nos falta o por lo que sentimos que nos falta y esto puede ser cualquer falta desde la falta de dinero, la falta de compañerismo o lo que sea que usted sienta que le falta y por ende, le está haciendo daño. Si usted no está atento a esto, esta falta lo puede dominar y herirlo en ciertas áreas de su vida o hasta en cada área de su vida. ¿Cómo así? quizás se pregunta. El ejemplo perfecto que me viene en la mente y esto es sólo uno de los muchos ejemplos que existen, es si usted siente la falta de compañerismo. Si esta falta se convierte muy fuerte dentro de usted, usted se puede encontrar conformandose con poco en comparación a lo que se merece, en una relación en donde usted no es feliz, o Dios no lo quiera, hasta en una relación abusiva.

Nuestras faltas o las faltas que nosotros percibimos, si uno no está pendiente y no tiene cuidado, nos puede causar muchos problemas hasta el punto de afectar nuestro bienestar. Cuando todo lo que uno ve en nuestra vida son faltas, dejamos de ver todas las cosas bonitas que tenemos en nuestra vida. Entonces, ¿qué podemos hacer con nuestras faltas o con las faltas que percibimos en nuestra vida? Bueno, podemos comenzar por ver el valor en ellas. ¡Asi es! Nada tiene que ir al desperdicio y eso incluye nuestras faltas.

Nuestras faltas nos pueden ayudar a apreciar cuando esa cosa, situación o persona llega en nuestra vida. Nos pueden ayudar a sentir agradecimiento por las cosas. Si por ejemplo usted siente una falta grande de compañerismo, esto lo puede ayudar a apreciar cuando llega la persona adecuada para usted. Si a usted le falta dinero, esta falta lo puede ayudar a valorar su dinero cuando lo tenga. Asi como usted necesita saber que es la tristeza para poder saber lo que realmente es la felicidad, sus faltas le proveen la oportunidad de aprender lecciones de agradecimiento.

La próxima vez que usted sienta una falta o percibe tener una falta (digo “percibe tener una falta” porque hay veces que uno sólo ve de esa manera y no de ninguna otra manera), trate de ver esa falta desde otro ángulo y trate de averiguar las lecciones que usted puede aprender. Recuerde que su mente y la manera que usted ve las cosas tienen un gran impacto en su bienestar en general.

No se olvide que ahora puede leer el blog en su Kindle, haciendo clic en la tienda Amazon Kindle en http://www.amazon.com/Live-MaxTM-Viva-al-m%C3%A1ximoTM/dp/B00NK1JOJ4/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1421808456&sr=1-1&keywords=Live+to+the+Max%E2%84%A2%2FViva+al+m%C3%A1ximo%E2%84%A2&pebp=1421808488951&peasin=B00NK1JOJ4 para que usted se pueda inspirar a vivir al máximo no importa en donde esté y no olvide de escuchar mis pláticas en la red en http://www.blogtalkradio.com/AuraEMartinez.

 

“¿Por qué será que la gente buena sufre tanto?”

Tuve una conversación muy interesante con alguien hace unos días atrás y esa persona me preguntó, “por qué será que la gente buena sufre tanto?”. Cuando una persona pregunta esto, y lo sé porque yo también me he hecho esta pregunta, esta pregunta viene por un dolor que esa persona siente. Quizás esa persona dió todo de si mismo a una persona amada y fue desilucionada por esa persona y se siente dolorida. Quizás esa persona perdió el trabajo que tanto ama de una manera injusta o no tuvo la promoción que siente que se merece o quizás esa persona siente que la vida le dió muy duro. Si usted alguna vez se ha hecho esta pregunta o si ahora se está haciendo esta pregunta, no importa que sea lo que le hizo hacer esta pregunta, recuerde esto porque es cierto- cosas hermosas le pasan a las personas buenas. Las cosas hermosas no le pasan a las personas malas de la manera que algunos quizás piensan. Sólo parece de esa manera por un factor muy simple, un gran factor que marca la diferencia entre las personas “buenas” y las personas “malas” y es el sentimiento o la sensibilidad de la persona y su percepción.

Usualmente las personas “buenas” son más sensibles, por lo tanto, cuando se sienten heridos, tienden a sentirse muy heridos y estas personas tienden a dar más de si mismo. La razón por la cual escribo la palabra “buena” entre comillas es porque quizás cada persona tiene su propia definición de lo que quiere decir el ser buena persona y respeto su definición. De hecho, lo dejo a usted esa definición de lo que quiere decir el ser una buena persona. Volviendo a lo que decía anteriormente, si usted es una persona muy sensible, usted quizás intensifica ese dolor y cuando hace esto, todo lo que usted ve es dolor y desilución y es por esto que usted va a sentir que la gente buena sufre tanto. Si en vez de ver su dolor de esa manera, usted se pone a verlo como una lección y como parte del crecimiento, usted no va a sentir tanto dolor y de seguro no va a sentir que la gente buena sufre tanto.

Quisiera aclarar que no estoy diciendo de hacerse como si lo ocurrido no le dolió ni de comportarse como si lo ocurrido no le molestó. ¡No! Estoy a favor de sentir, aceptar y de entender sus emociones pero usted no se puede quedar con esas emociones negativas por mucho tiempo. Aprenda de sus emociones. Trate de entender sus emociones, ¡Sus emociones son parte de usted pero esa emoción negativa no tiene que ser dueña de usted! Cuando usted permanece con esa emoción negativa, usted se pone en un estado de pena hacia usted mismo, de desesperación y de más cosas que lo llevan a preguntarse “¿por qué será que la gente buena sufre tanto?”.

Esa misma pregunta se debe de expresar de otro modo porque sino, esa misma pregunta que viene de un lugar de dolor, puede perjudicar su bienestar y su vida en general. Esto perjudica su bienestar porque lo coloca en un estado de pena que bloquea que las cosas buenas lleguen a usted. Esto lo coloca en un estado de victima que no le permite tomar responsabilidad de lo que le pasa y le quita el poder que usted tiene sobre su percepción y de sus sentimientos.

La próxima vez que usted tenga la tentación de hacerse esta pregunta, exprésala de otro modo, pregúntese a si mismo cuál fue su papel en lo ocurrido y qué usted pudo haber hecho diferente. Estas preguntas lo ayudarán a ver las lecciones detrás de lo ocurrido para que lo que le pasó no le suceda de nuevo.

Recuerde que si usted desea más inspiración para que usted pueda vivir al máximo, puede escuchar y seguir mis pláticas en la red haciendo clic en donde dice “Follow” desde su computadora http://www.blogtalkradio.com/auraemartinez.